Fundamentos de diseño gráfico: la composición

pexels-ann-h-1762851

La composición es uno de los fundamentos del diseño gráfico. Es la base sobre la cual transmitimos un mensaje al público objetivo. Por eso, es importante entender previamente qué queremos transmitir, qué elementos forman la composición y de qué manera se relacionan entre sí.

¿Qué es la composición en diseño gráfico?

La composición en un diseño consiste en la disposición de diferentes elementos gráficos dentro de un espacio visual combinados para transmitir un mensaje concreto.

Podría definirse como una metodología que permite ordenar formas para crear una unidad, un todo. Podemos relacionar los elementos de mil maneras diferentes para que concuerden con el mensaje que queremos transmitir.

El diseño gráfico es un mensaje visual.

¿Cómo crear una composición gráfica?

Para crear una composición hay que jugar con los elementos que la componen. Éstos pueden ser muy variados: formas, textos, texturas, colores, ilustraciones…

Una vez definidos, hay que integrar los elementos de manera armónica. La posición y la relación entre cada uno de ellos es muy importante para alcanzar un equilibrio.

Guía para crear una composición en diseño

A pesar de que la composición es totalmente libre, existen algunas reglas que pueden ayudarte a crear tu composición gráfica.

  • Crear un foco visual es muy importante en una buena composición. Ayuda a dirigir la mirada del espectador a un elemento clave.
  • La idea crea la manera en que los elementos se relacionan unos a otros y estos con el espacio. Esa idea de tu proyecto creativo también crea la percepción del conjunto y unidad en el diseño.
  • La jerarquía visual de los elementos es fundamental para comunicar el mensaje deseado. Jugar con el tamaño es muy útil para comunicar lo más importante.
  • Cada elementos visual debe apuntalar una idea principal , que es el eje unificador de la obra.
  • El equilibrio de los elementos es otro factor a tener en cuenta. Existen dos tipos: simétrico y asimétrico. El primero, equilibra utilizando la simetría, generando una sensación de limpieza y armonía visual. El equilibrio asimétrico, donde se obtiene un equilibrio sin simetría aportando una sensación informal y dinámica.
  • La repetición de los elementos dentro de una composición crea cohesión y ayuda al espectador a seguir fácilmente el diseño y por tanto, entender el mensaje.

(SOMOS) especializados en diseño gráfico

Si necesitas crear una composición para tu comunicación de marca, deja nuestro departamento creativo te eche un mano.

¡Contacta con nosotros!

Dejar un comentario